Cómo preparar tu propio lavavajillas ecológico

Cómo preparar tu propio lavavajillas ecológico

10 septiembre 2020 0 Por Julien C.

Todos estamos acostumbrados a acudir al supermercado para comprar un detergente químico con el que limpiar los platos. Sin embargo, ¿sabías que existen alternativas igual de eficaces pero mucho más respetuosas con el medio ambiente? Pues así es. Aquí vamos a explicarte cómo hacer, de forma muy rápida y sencilla, un espléndido lavavajillas ecologico.

¿Por qué hacer tu propio lavavajillas ecológico?

Pero, antes de entrar de lleno en la receta, vamos a explicarte cuáles son los principales beneficios de elaborar tu propio jabón para lavar los platos, vasos y cubiertos. Son estos:

  • Ningún riesgo para tu salud ni para tus familiares. Muchos detergentes lavavajillas tienen en su composición diversas sustancias químicas peligrosas. De hecho, muchas de ellas pueden llegar a provocar irritaciones severas en la piel y, si son ingeridas, provocar graves intoxicaciones.
  • Menos residuos. El detergente ecológico que elabores no vendrá en un envase de plástico, por lo que evitarás consumir recursos y generar contaminación.
  • Reducción de los niveles de dióxido de carbono a la atmósfera… Evidentemente, al no comprar jabón lavavajillas envasado, reducirás las cadenas de transporte necesarias para su producción y distribución. Por tanto, habrá menos camiones emitiendo gases contaminantes a la atmósfera.
  • … y de químicos en los ríos y mares. Así es. Esos detergentes, cuando desaparecen a través del desagüe del fregadero, van a parar muchas veces al mar. Y, una vez allí, generan un importante impacto en los ecosistemas.
  • Ahorro de energía y de dinero. Por lo general, el lavavajillas casero ofrece las mismas prestaciones que el químico pero a temperaturas más bajas, lo que se traduce en la necesidad de menos energía para calentar el agua. Esto, además, también repercute en la factura de la luz positivamente.

Como ves, hay muchas y muy buenas razones para dejar de utilizar jabones químicos y empezar a apostar por un lavavajillas casero como el que te vamos a explicar a continuación.

Receta para elaborar lavavajillas casero y ecológico

Vamos al grano. Lo primero que debes hacer es reunir todos los ingredientes necesarios para la elaboración de tu jabón lavavajillas ecológico. En concreto, vas a necesitar:

  • El zumo de medio limón.
  • Aproximadamente, 750 ml de agua mineral. Es importante no utilizar la que sale del grifo ya que suele tener una dureza superior, es decir, mayores concentraciones de cal.
  • Una taza de vinagre blanco de limpieza.
  • Dos cucharadas de bicarbonato de sodio.
  • Cuatro cucharadas de sal gruesa.
  • 100 gramos de jabón de glicerina.

Estos son ingredientes que pueden encontrar fácilmente en cualquier herboristería y que, además, son bastante baratos y te darán para elaborar, aproximadamente, un litro de lavavajillas. Ahora, para prepararlo, tienes que seguir las siguientes instrucciones:

  • Busca una olla lo suficientemente grande como para que quepan todos los ingredientes y para que puedas removerlos con total comodidad.
  • Agrega el agua y el vinagre a la olla. Después, ponla a calentar a fuego medio.
  • Cuando el agua alcance el punto de ebullición, agrega la sal, el jugo de limón, el bicarbonato de sodio y el jabón de glicerina.
  • No dejes de mezclar los ingredientes. Ni siquiera mientras los agregas. Esto es básico para que se disuelvan y formen un detergente con la consistencia adecuada.
  • Remueve durante 10 minutos, aproximadamente.
  • Pasado ese tiempo, retira la olla del fuego y deja que se enfríe a temperatura ambiente. Puede tardar varias horas. Sabrás que está listo cuando tenga la textura adecuada y esté completamente frío.
  • ¡Listo! Ya puedes empezar a lavar tus platos, vasos y cubiertos con este fantástico detergente lavavajillas ecológico.

Llegados a este punto, te recomendamos que viertas el detergente ecológico en un recipiente adecuado. Este puede ser un simple bote de vidrio o el envase del último jabón lavavajillas que hayas comprado. Esto último te será especialmente útil si cuenta con dosificador.

¿Cómo usar este lavavajillas casero?

Exactamente igual que cualquier otro. Solo tienes que poner un poco de detergente ecológico sobre el estropajo que utilices para fregar tu vajillas y frotar los platos y vasos. Eso sí, recuerda que generará mucha menos espuma que el químico. Esto se debe a que el jabón que compras en el supermercado cuenta con diferentes sustancias destinadas a generarla artificialmente. Sin embargo, más espuma no es sinónimo de mayor eficacia o capacidad de limpieza. De hecho, es un factor totalmente irrelevante.

También puedes agregar unas gotas de este detergente dentro del lavavajillas si dispones en tu cocina de este electrodoméstico. Debes tener presente que, para que los platos queden bien, tendrás que agregar una mayor cantidad que si friegas a mano. Sin embargo, los resultados serán también óptimos.

En definitiva, elaborar tu propio lavavajillas ecológico en casa no solo es muy sencillo, sino también extremadamente económico y gratificante. Por ello, te animamos a que no esperes más para poner en práctica esta receta.